27 nov. 2011

La verdadera esencia de la vida, consiste en vivírla sin tener en cuenta un pasado, ni un futuro. Sino un presente. Guiarte por el instinto, y no por los demás. Ser quién tu quieres ser en la vida. Tener sueños imposibles, aquellos sin los cuales estaríamos incompletos. Darle un sentido a vivir. Enfrentarse a los lunes con una buena sonrisa. Dar la espalda a aquellos que solo están ahí por la conveniencia, tú sabes bien quienes son. No dejarte guiar por lo que digan o dejen de decir de ti. La única que debe guiar tu vida eres tú. Mirarte al espejo y estar contenta de lo que ves, y aunque no seas perfecta, eres imperfectamente una persona. No te dejes engañar por las apariencias, nadie es perfecto, y menos aun aquél que dice serlo. Porque la verdadera perfección se encuentra en ser uno mismo. No te estanques en el pasado, en un amor que ya sabes que no tiene futuro, mira hacia delante. Todavía te quedan muchas personas por conocer. Y es que la vida es eso, disfrutarla al máximo, porque solo tenemos una y el tiempo pasa muy rápido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario