27 nov. 2011

Yo me quedo mirándote, todo lo de más desaparece y nada importa en ese instante.Tu y esos ojos que me pierden, ese pelo que me enloquece esos labios que me llaman, esa sonrisa que me puede. No puedo evitarlo. El mundo se para y tan solo quedas tu, en mitad de una calle para mi desierta en la que el tiempo se a parado entre nosotros. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario